Paco Camús, el artista artesano

Leyendo una entrevista a Walter Isaacson, autor de la única biografía autorizada de Steve Jobs, me encuentro con unas comillas que en absoluto me sorprenden: “(Jobs) será recordado por conectar la creación artística y la gran ingeniería”. No me sorprenden porque todo lo que se diga del hombre que diseñó el futuro sabe a poco. Lo que sí me sorprende y me provoca una incómoda sensación de vacío es no encontrar calificativos tan grandilocuentes para aquellos que han decidido dedicar su vida a rediseñar el pasado. Es el caso de Paco Camús.

Descubrir a Paco Camús ha sido como beber un vaso de agua fresca después de una larga caminata. Como sacar el abanico en un día de calor. Como despertarse sin despertador. Paco Camús es diseñador gráfico, poeta, ilustrador, arquitecto, escultor, interiorista, fotógrafo, pintor… Paco Camús es artista y artesano. Un visionario que camina hacia delante sin dejar de mirar atrás. Que concibe la artesanía como compañera de viaje de la ingeniería. Que diseña mueble moderno hecho a mano.

Estábamos de turné por la Feria Hábitat de Valencia, sorteando piezas vanguardistas, materiales del futuro y diseños del siglo XXI, cuando de repente encontramos lo que verdaderamente buscábamos: la inspiración. Un pequeño stand con el nombre de Paco Camús Private Collection, elegante y sencillo, que albergaba un trabajo, a nuestros ojos, espectacular. ¡Madera!, recuerdo haber exclamado al verlo, ¡madera maciza!, al tocarlo.

Una belleza llamada Voltaire. Un buró realizado artesanalmente en nogal americano. Un placer para la vista, para el tacto, para el olfato, para el oído. Un placer para el gusto. Ya no sé cuántos fueron los ángulos desde los que lo admiramos. Ni cuáles fueron los que más nos gustaron. Sólo sé que la nuestra era la cara de la satisfacción, del agradecimiento y del “así se hace, Maestro.”

Gracias, Paco. Gracias por elegir a los artesanos ebanistas para construir tus sueños, por darle vidar a nuestro oficio, por enseñarle a nuestros pequeños artesanos que la artesanía es innovación, es lujo y es futuro. Gracias, Maestro.

Y si quieres seguirnos en Facebook, pincha aquí.

AIDIMA: viaje al centro de la madera

Desde que volvimos de Feria Hábitat de Valencia no hemos parado de recopilar información de aquellos fabricantes y (nuevos) diseñadores que más llamaron nuestra atención. Muchas curiosidades encontramos en el Instituto Tecnológico del Mueble, Madera, Embalaje y Afines (AIDIMA), en funcionamiento desde hace casi 30 años.

AIDIMA es un organismo que tiene como objetivo mantener la buena fama de la que gozan los muebles españoles, certificando que sus materiales y procesos de elaboración cumplen con las normativas más exigentes. ¿Y cómo lo hace? Ensayando.

Y de algunos de estos ensayos fuimos testigos de excepción gracias a las explicaciones de José Antonio Monsálvez, técnico de laboratorio del mueble, con el que presenciamos, por ejemplo, ensayos que miden la durabilidad, estabilidadseguridad y resistencia de sillas, mesas, cómodas… en definitiva, de los muebles que usamos en casa, en la oficina, o en el colegio. Y vosotros, ¿créeis que los muebles que utilizáis a diario superarían estas pruebas?

Con José Antonio Monsálvez y José Luis Arnal, hablamos del 1er Taller del Pequeño Artesano y de la importancia de transmitir el espíritu de la madera y la artesanía a los más pequeños. Tanto es así, que nos han invitado a nosotros y a nuestros pequeños artesanos a visitarles en Paterna, Valencia. ¡Qué pena que nos separen tantos kilómetros! Pero a pesar de la distancia, prometemos mantener el contacto por el bien de la madera. :)

Y por eso queremos enviarles un saludo muy especial a todos los trabajadores de AIDIMA, que cumplen una estupenda labor al asegurar con su trabajo la satisfacción, la comodidad y la confianza del usuario del mueble hecho en España.

Y si quieres seguirnos en Facebook, pincha aquí.

cuentos desde el bosque

Estos días nos hemos acordado mucho de nuestros pequeños artesanos, preguntándonos si habrán empezado el cole con muchas ganas, si les estarán metiendo mucha caña, si nos echarán tanto de menos como nosotros a ellos…

Y como el último día les prometimos que seguiríamos contándoles curiosidades tan chulas como las que aprendimos durante el 1er Taller del Pequeño Artesano, hoy les vamos a dar la oportunidad de seguir aprendiendo a través de un proyecto impulsado por Bosques sin fronteras, una organización sin ánimo de lucro que, aprovechando que 2011 has sido declarado por la ONU como Año Internacional de los Bosques, acaba de lanzar Cuentos desde el bosque.

Cuentos desde el bosque es un proyecto dirigido a niños y niñas de ente 6 y 12 años, con el que se pretende concienciarles del importante papel que juegan en la conservación de los árboles y los bosques de nuestro planeta.

Las aventuras de Lluvia Encinas, Cuentos de árboles gigantesEl árbol de Miguel son los títulos de los tres libros que madres, padres y educadores pueden descargarse gratuitamente (pinchando en los títulos) y poder así transmitir a sus hijos y alumnos el valor del tesoro más natural que existe.

¡Feliz lectura y feliz Año Internacional de los Bosques!

Y si quieres seguirnos en Facebook, pincha aquí.

skypeando con la Xiloteca Joan Bergós

A dos jornadas de dar por finalizado el 1er Taller del Pequeño Artesano, hemos tenido el placer de recibir a un invitado muy especial: Don Antonio Villasante, un experto en maderas que ha tenido la amabilidad de mostrarnos, vía Skype, la Xiloteca Joan Bergós de la que es coordinador.

Una xiloteca es, como ya os contamos en un post anterior, una colección de maderas. Y la Xiloteca Joan Bergós cuenta con unas 900 muestras, entre las que podamos encontrar desde la madera de pino, muy común en nuestro país, hasta la madera de nazareno, un ejemplar sudamericano caracterizado por su color violáceo.

Don Antonio les ha explicado a nuestros pequeños artesanos en qué consiste la utilidad de una xiloteca. Para ello nos ha puesto un maravilloso ejemplo en el que descubrimos la procedencia de un barco vikingo encontrado en el fondo del mar, gracias al análisis de la madera con la que se construyó.

Pero los cazatesoros no son los únicos que pueden beneficiarse de los estudios que, profesionales como Don Antonio, realizan a diario en el laboratorio de maderas. También los ebanistas y carpinteros, restauradores, ingenieros y comerciantes, y cualquier persona que se relacione con un material que este verano ha servido de inspiración a nuestros pequeños artesanos.

¡Muchas gracias, Don Antonio!

Y si quieres seguirnos en Facebook, sólo tienes que pinchar en este icono: