la enfermería del arte: carcoma (II)

La Enfermería del Arte, así es como en Ebanistería Barradas hemos llamado a la sección de restauración de piezas de arte.

En nuestro post del pasado 2 de agosto hablamos de un pequeño insecto llamado carcoma, cuyos efectos sobre la madera pueden llegar a ser devastadores si no se diagnostican a tiempo.

¿Pero cómo podemos detectar si un mueble está siendo invadido por la carcoma? Verificando la presencia de serrín alrededor del agujero de salida y comprobando que el interior del agujero es claro. Es el indicio más evidente de que el insecto se encuentra dentro de la pieza. ¿Y cómo deshacernos de él? Inyectando líquido anticarcoma a través de cada uno de los agujeros de salida para a continuación cerrarlos con una masilla especial.

Una vez eliminada la carcoma y taponados los agujeros, se procede al barnizado, cuya composición tóxica impedirá la llegada de nuevos insectos.Por el contrario, sabremos que la carcoma ha abandonado la pieza afectada si, observando a través de los agujeros de salida, encontramos su interior oscuro y limpio, sin restos de serrín.

Recordemos que son las maderas blandas, como el haya y el castaño, las preferidas por la carcoma, y en cambio son las maderas duras, como la caoba y la acacia, las que mejor sortean su presencia.

Hoy, nuestros pequeños artesanos han podido presenciar cómo en Ebanistería Barradas restauramos las piezas que han sufrido el ataque de estos bichitos zampamaderas y porqué es fundamental mantener los muebles y otras piezas de madera en buenas condiciones, restaurándolas ante los primeros indicios de deterioro.

Y si quieres seguirnos en Facebook, sólo tienes que pinchar en este icono:

Anuncios