Plaza de España, una serie con todo lujo de… costureros

Fieles a nuestra cita, hoy estrenamos el segundo capítulo de Plaza de España, una serie con todo lujo de… muebles. Sí, lo sabemos, el lunes 29 de agosto se emitió el final de la primera temporada de la serie Plaza de España (TVE1). Y sí, ¡nosotros también la echamos de menos!

En esta ocasión nos adentramos en el despacho del marqués, donde Melitón, el secretario, y Pacorro, el criado, son protagonistas de conversaciones tan filosóficas como desternillantes, desencadenantes de algunos de los momentos más cómicos.

Hoy hemos seleccionado un mueble que no pasa desapercibido, ya que más de un personaje lo ha utilizado para mover ficha en mitad de un diálogo.

Se trata de un magnífico costurero utilizado como mesa de ajedrez, de estilo alfonsino (finales del siglo XIX), con patas torneadas unidas por una chambrana (travesaño que une entre sí las partes de un mueble, muy utilizado en este estilo), realizado en madera de caoba, con incrustaciones de limoncillo en forma de aspas.

El estilo alfonsino coincide con el reinado del Alfonso XII (finales del siglo XIX) y corresponde a una corriente española caracterizada por la convivencia del renacimiento y el neogótico, fundamentalmente. Así, los muebles alfonsinos suelen ser ornamentados con tallas y torneados, aunque el conjunto final suele transmitir seriedad y austeridad por la utilización de maderas oscuras y líneas rectas. 

Si os fijáis bien, las tiras de limoncillo tienen diferentes tonalidades, esto es porque se ha utilizado una técnica de tostado a base de arena caliente, creando sombreados que aportan movimiento a la pieza.

Este tipo de costureros, al abrirlos, dejan a la vista una serie de bandejas de diferentes tamaños para albergar los útiles de costura. Extrayendo algunas de estas bandejas, se accede a un compartimento profundo y de gran tamaño donde guardar las madejas y  prendas en las que se está trabajando.

En la práctica, estos muebles se han venido utilizando como mesilla, mueble auxiliar, e incluso joyero.

Y como costurero/ joyero es como presentamos esta pieza original de Ebanistería Barradas, de estilo sheraton (finales del siglo XVIII y principios del siglo XIX), realizado en madera de caoba e hilo de limoncillo, con herrajes y patas con forma de garra leonada en bronce.

El estilo sheraton hace honor al nombre de Thomas Sheraton, ebanista inglés que desarrolló su oficio en su pueblo natal hasta que en 1790 se trasladó a Londres donde impartía clase a otros artesanos. Fue entonces cuando se decidió a publicar manuales de dibujo por los que su nombre y su visión artística adquirieron tal fama, que ebanistas de todo el país bautizaron sus nuevas creaciones con el nombre del maestro que compartió con ellos su inspiración clásica y elegante, materializada en maderas exóticas como la caoba. 

Esta pieza realizada artesanalmente por las manos artistas de Ebanistería Barradas, fue premiada en el XIII Concurso de Artesanía de la Junta de Extremadura.

 

En nuestro showroom a classical pleasure, situado en el Café de la Hospedería Parque de Monfragüe (Torrejón el Rubio, Cáceres), podréis acercaros, hasta el 31 de octubre de 2011, a ésta y otras piezas de mobiliario realizadas en Ebanistería Barradas por nuestros maestros ebanistas.

Y hasta aquí este nuevo capítulo de Plaza de España, una serie con todo lujo de… muebles. Esperamos que lo hayáis disfrutado. ¡Nos vemos el próximo lunes!

Otros capítulos: Plaza de España, una serie con todo lujo de… bargueños.

Y si quieres seguirnos en Facebook, sólo tienes que pinchar en este icono:

Anuncios

día 17 (10 de agosto de 2011)

Algunos hoy han lijado con tanto frenesí, ¡que a mitad de clase les sobraba hasta el delantal! Menos mal que nuestros pequeños artesanos saben perfectamente que en verano, y más si se trabaja, ¡hay que hidratarse!

Pero no hay calor que valga en las caras de Pablo y José Manuel, que han terminado con muy buenos resultados la flor de pino y la flor de lis, respectivamente. Por eso mañana, su último día en el 1er Taller del Pequeño Artesano, les espera un mini proyecto sorpresa.

Y si quieres seguirnos en Facebook, sólo tienes que pinchar en este icono:

la enfermería del arte: carcoma (II)

La Enfermería del Arte, así es como en Ebanistería Barradas hemos llamado a la sección de restauración de piezas de arte.

En nuestro post del pasado 2 de agosto hablamos de un pequeño insecto llamado carcoma, cuyos efectos sobre la madera pueden llegar a ser devastadores si no se diagnostican a tiempo.

¿Pero cómo podemos detectar si un mueble está siendo invadido por la carcoma? Verificando la presencia de serrín alrededor del agujero de salida y comprobando que el interior del agujero es claro. Es el indicio más evidente de que el insecto se encuentra dentro de la pieza. ¿Y cómo deshacernos de él? Inyectando líquido anticarcoma a través de cada uno de los agujeros de salida para a continuación cerrarlos con una masilla especial.

Una vez eliminada la carcoma y taponados los agujeros, se procede al barnizado, cuya composición tóxica impedirá la llegada de nuevos insectos.Por el contrario, sabremos que la carcoma ha abandonado la pieza afectada si, observando a través de los agujeros de salida, encontramos su interior oscuro y limpio, sin restos de serrín.

Recordemos que son las maderas blandas, como el haya y el castaño, las preferidas por la carcoma, y en cambio son las maderas duras, como la caoba y la acacia, las que mejor sortean su presencia.

Hoy, nuestros pequeños artesanos han podido presenciar cómo en Ebanistería Barradas restauramos las piezas que han sufrido el ataque de estos bichitos zampamaderas y porqué es fundamental mantener los muebles y otras piezas de madera en buenas condiciones, restaurándolas ante los primeros indicios de deterioro.

Y si quieres seguirnos en Facebook, sólo tienes que pinchar en este icono: